Haciendo caminos...

Allá por el año 1976, un 15 de Mayo se inaugura el Jardín de Infantes La Gotita de Agua cuyo objetivo estaba orientado a dar respuesta a un grupo de madres trabajadoras de Obras Sanitarias con la finalidad de tener un espacio para el cuidado y guarda de los niños pequeños. Muchos proyectos, ambiciones, y un camino que se iniciaba con grandes expectativas en un contexto social muy controvertido.

Jardín Modelo, así lo designaron por su estructura edilicia y por su servicio asistencial y pedagógico, es por ello que fotografías de sus espacios formaron parte de enciclopedias pedagógicas.

Pasaron los años y La Gotita fue cumpliendo años y etapas sin perder el principal objetivo centrado en los niños y la calidad educativa.

Llegaron los vientos de cambio... en el año 1995 se incorpora a la Enseñanza Oficial, con la característica A-1160 y con ello el reconocimiento de la tarea pedagógica a través de la Dirección General de Enseñanza de Gestión Privada del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Mirar con otros ojos y apostar aún más a la educación del niño fueron siempre los pilares de nuestros objetivos. Este crecimiento fue acompañado por las familias que confiaron siempre en el lugar y su gente. Pero el edificio necesitaba cambios, reformas sustanciales, necesarias para afrontar nuevos desafíos.

Es por ello que en año 2008 se realiza la reforma más importante equipando los diferentes espacios con equipos de aire acondicionado frío calor, pisos antigolpes, pintura, cambio de mobiliarios en las salas, baños de niños, nuevo sistema de iluminación, restauración de pisos y escaleras y accesos principales.

La Gotita de Agua, luego de 36 años de trayectoria, conserva su memoria colectiva impecable con el recuerdo de nuestros espacios pero mirando en el ahora y en el futuro donde los niños fueron, son y seguirán siendo los privilegiados y los protagonistas... para ellos esta destinado el trabajo mancomunado de todos.